Patrocinadores

Top Ten

Sacerdotes bloquean Palacio Legislativo contra matrimonios gays

Sacerdotes bloquean Palacio Legislativo contra matrimonios gays

 

Media docena de ministros de culto encabezan una protesta a la que asisten miles de feligreses, por la inminente legislación de uniones entre personas del mismo sexo en Chihuahua

CHIHUAHUA, 24 de junio.- Media docena de sacerdotes de laIglesia Católica de Chihuahua bloquearon, junto con miles de feligreses, las puertas del Palacio Legislativo del estado, en protesta contra el matrimonio civil de homosexuales.

Entre los manifestantes frente al edificio del Congreso del estado de Chihuahua se encontraban los sacerdotes Jorge Rubio, Carlos Estrada y Alejandro Parada

El Congreso del estado deChihuahua anunció que esta semanalegislaría en torno a la aceptación de los matrimonios civiles entre parejas del mismo sexo para el estado de Chihuahua, de acuerdo con lo señalado por laSuprema Corte de Justicia de la Nación.

Sin embargo, desde que se hizo el anuncio la semana pasada se han dado, frente al Poder Legislativo local, una serie de protestas contra dicho propósito, encabezadas por sacerdotes de la Iglesia Católica y asociaciones civiles de defensa de la familia tradicional.

Por el contrario, el domingo en la capital del estado, laagrupación lésbico-gay del estado convocó a una marchapara defender su derecho a contraer matrimonio y formar una familia, a la que asistieron cerca de 2 millares de hombres ymujeres homosexuales.

Entre los manifestantes de este martes frente al edificio del Congreso del estado de Chihuahua se encontraban, como oradores, el representante de Cruzada por la Familia, Érick González Manzano; de Centro de Ayuda por la Mujer, Paty Ahumada; y los sacerdotes Jorge Rubio, Carlos Estrada yAlejandro Parada, entre otros.

Fuente:  http://www.excelsior.com.mx/

0
0
0
s2sdefault

No se puede llamar matrimonio a cualquier tipo de unión, reitera el Papa Francisco

No se puede llamar matrimonio a cualquier tipo de unión, reitera el Papa Francisco

VATICANO, 12 Jun. 15 / 02:17 am (ACI).- El Papa Francisco recibió a los obispos de la Conferencia Episcopal de Letonia y Estonia al concluir su visita ad limina. En el discurso que les entregó, volvió a hablar de la importancia de la familia y alertó contra una “concepción reductiva” que “también influye en la mentalidad de los cristianos” y lleva a considerar como matrimonio cualquier "forma de gratificación afectiva".

El Pontífice escribió que “'en nuestra época el matrimonio se considera una forma de gratificación afectiva que puede constituirse de cualquier modo y modificarse según la sensibilidad de cada uno”.

“Desafortunadamente –alertó– esta concepción reductiva también influye en la mentalidad de los cristianos, y lleva a la facilidad en el recurso al divorcio o a la separación”.

Por ello, los prelados están llamados a interrogarse “sobre la preparación al matrimonio y también sobre cómo ayudar a las personas que viven estas situaciones, para que los niños no se convierten en las primeras víctimas y los cónyuges no se sientan excluidos de la misericordia de Dios y de la solicitud de la Iglesia, sino que sean ayudados en el camino de la fe y de la educación cristiana de los hijos”.

 

Relacionando la crisis económica y social con la familia, recordó que sus consecuencias también afectaron estos años a Estonia y Letonia. Una de ellas es la emigración cuyo resultado ha sido un gran número de “familias monoparentales que necesitan una atención pastoral especial”.

“La ausencia del padre o de la madre en muchas familias comporta para el otro cónyuge un mayor esfuerzo, en todos los sentidos, para educar a los hijos. Para estas familias es realmente preciosa vuestra atención y la caridad pastoral de los sacerdotes, junto con la proximidad efectiva de las comunidades”.

Otro de los asuntos abordados en su discurso fue el papel de los laicos en la evangelización, algo que calificó de “indispensable”. Así, la cercanía y solicitud de los obispos hacia los laicos “les ayudará a cumplir con las responsabilidades que, según la enseñanza del Concilio Vaticano II, están llamados a asumir en ámbito cultural, social y político, y también en el caritativo y catequético”.

El Papa expresó que “los fieles laicos son el trámite vivo entre lo que predicamos nosotros, los pastores, y los diversos ambientes sociales” y como “tanto ellos como ustedes están en contacto diario con las otras tradiciones cristianas presentes en el territorio, juntos pueden sostener el diálogo ecuménico, tan necesario hoy en día, para la paz social a veces sacudida por las diferencias étnicas y lingüísticas”.

El Papa les dio también ánimos para desarrollar su labor, pues “les ha elegido para trabajar en una sociedad que, después de haber estado oprimida durante mucho tiempo por regímenes fundados en ideologías contrarias a la dignidad y la libertad humana, hoy está llamada a medirse con otras trampas peligrosas, como el secularismo y el relativismo”. Por ello les exhortó a anunciar “sin descanso” el Evangelio.

Francisco les recordó que cuentan con la ayuda de los sacerdotes, que “aunque sean pocos y de diversos orígenes, están a vuestro lado con respeto, obediencia y generosidad”.

Animó a cuidar la formación de los sacerdotes y a valorar “la presencia de los hombres y mujeres de vida consagrada”. En el Año dedicado a ellos pidió que sean apreciados sobre todo “por la riqueza intrínseca de sus carismas y su testimonio.

Fuente: https://www.aciprensa.com/noticias/

0
0
0
s2sdefault

Obispos de México: No corresponde a Suprema Corte crear nuevas formas de matrimonio

Obispos de México: No corresponde a Suprema Corte crear nuevas formas de matrimonio

 

MÉXICO D.F., 18 Jun. 15 / 01:38 pm (ACI).- Los Obispos de México dieron a conocer hoy una declaración en la que señalan que no le corresponde a la Suprema Corte crear nuevas formas de matrimonio” tras la reciente decisión del alto tribunal de declarar inconstitucional cualquier ley que lo defina como la unión o entre hombre y mujer y/o que tenga como fin la procreación.

La decisión de la Suprema Corte, avalada por solo por cuatro ministros (jueces) y que deberá ser acatada por todos los magistrados del país, se dio el pasado 3 de junio y establece que “la Ley de cualquier entidad federativa que, por un lado, considere que la finalidad del matrimonio es la procreación y/o que lo defina como el que se celebra entre un hombre y una mujer, es inconstitucional”.

Al respecto los obispos resaltan su convicción “basada en razones científicas, sociales y religiosas, que la familia, célula de la sociedad, se funda en el matrimonio de un hombre con una mujer, que por su capacidad procreativa garantizan la supervivencia de la sociedad”.

“Consideramos que la sentencia de la Suprema Corte, además de romper con esta sólida tradición jurídica y el bien social que custodia, contraviene los principios del federalismo y la razón de ser de los diversos códigos civiles, que pretenden responder a la realidad concreta de cada entidad federativa (estado) y su pluralidad, lo que debe reflejarse en las acciones de los jueces”.

Los prelados indican luego que “la discriminación es una distinción injustificada, que en este caso no se da, ya que el matrimonio siempre ha sido entre personas de diferente sexo, hombre y mujer. No corresponde a la Suprema Corte crear nuevas formas de matrimonio, porque ya no sería matrimonio, sino otro tipo de unión”.

En este caso, explican, “sí se justifica la distinción, como la hay, por ejemplo, al no permitir el voto a un menor de edad o a un extranjero, ya que no atenta a sus derechos políticos, sino salvaguarda la Nación”.

“Si bien valoramos que nadie deba ser objeto de discriminación, tal como lo consigna el artículo primero constitucional, esto no significa que deba modificarse la esencia del matrimonio, ni que se olvide el espíritu del Constituyente que en el artículo cuarto, primer párrafo de la propia Ley Fundamental reconoce la igualdad del varón y la mujer y establece el deber legal de proteger el desarrollo y organización de la familia”.

Fuente: https://www.aciprensa.com/noticias/

0
0
0
s2sdefault

¿Matrimonios gays en las iglesias de México? Antes la cárcel, asegura Obispo

¿Matrimonios gays en las iglesias de México? Antes la cárcel, asegura Obispo

 

MÉXICO D.F., 18 Jun. 15 / 05:15 am (ACI).- El Arzobispo de Yucatán (México), Mons. Gustavo Rodríguez Vega, señaló que la Suprema Corte de Justicia de la Nación puede encarcelar a obispos y sacerdotes pero la Iglesia “no puede ir contra la ley” de Cristo.

Las declaraciones del Prelado divulgadas la prensa local se dan luego de la decisión de la Corte Suprema, en una maniobra contraria a las familias de México, de declarar inconstitucional cualquier definición de algún estado del país que considere el matrimonio como la unión entre hombre y mujer y/o con el fin de procrear. .

Mons. Rodríguez dijo al respecto que “la postura oficial de la Iglesia, respetuosos de las instituciones de nuestro país, y de las diversas formas de sentir, pensar y vivir, nos permite reiterar nuestra convicción basada en razones científicas, antropológicas, sociales y religiosas (de que la familia) célula de la sociedad, se funda en el matrimonio entre un hombre y una mujer, como consta en la tradición jurídica milenaria de occidente, tradición de 2 mil años”.

El matrimonio, precisó el Arzobispo, “es la unión de un hombre y una mujer que quieren procrear. Definitivamente es un parteaguas y no todo mundo va a estar de acuerdo y la Iglesia no está de acuerdo con esta definición”.

El Prelado dijo también que nadie los puede obligar a casar a hombres con hombres o mujeres con mujeres, porque eso o lo permite la Iglesia Católica ni la ley natural.

“Sabemos que podemos ir a la cárcel, si alguna pareja decide casarse por el civil, pero nosotros no le daremos la bendición; esta ley no puede obligar a la Iglesia”.

“La Iglesia –precisó el Arzobispo– no puede ir contra sus principios y de hecho vendrán a la Iglesia solamente quienes compartan nuestros principios”.

Mons. Rodríguez resaltó que “no se puede obligar a una institución como esta Iglesia a ir contra sus principios. Que la Suprema Corte meta a la cárcel a los obispos y a los sacerdotes, a quien quiera, pero la Iglesia no puede ir contra la ley de nuestro Señor Jesucristo”.

Fuente: https://www.aciprensa.com/noticias/

0
0
0
s2sdefault

Sigue la discusión en el Sínodo: divorciados, homosexuales y uniones prematrimoniales

Sigue la discusión en el Sínodo: divorciados, homosexuales y uniones prematrimoniales

 

En el "Instrumentum laboris" para octubre también se reflexiona sobre la pobreza, la ecología y la migración. El Evangelio de la familia no debe «aplastar». Y no hay que olvidar el Jubileo de la Misericordia, que comienza inmediatamente después

06/23/2015  IACOPO SCARAMUZZI

CIUDAD DEL VATICANO

Se necesita un anuncio del «Evangelio de la familia» que «dé esperanza y no aplaste»; el Vaticano publicó hoy el documento con las líneas-guía para el Sínodo sobre la familia de octubre. El documento integra las conclusiones de la asamblea extraordinaria del año pasado y retoma las discusiones sobre los temas más diversos que se relacionan con la familia, desde las convivencias prematrimoniales hasta la misionariedad de la familia, desde la cuestión de los divorciados que se han vuelto a casar hasta la situación de los homosexuales, desde el aborto hasta la anticoncepción, desde la educación sexual hasta la necesidad de involucrar a las mujeres y a las familias en la formación de los sacerdotes en el seminario. Un texto en el que se subraya, en conclusión, que no se puede «olvidar que la celebración del próximo Sínodo se sitúa en sintonía con el Jubileo Extraordinario de la Misericordia, que comenzará el próximo 8 de diciembre de 2015.

No se vuelve a comenzar desde cero, pues, y esto es evidente: el Intrumentum Laboris, en efecto, presenta integralmente todos los párrafos de la Relatio Synodi del 2014, ampliados gracias a las contribuciones de las Conferencias Episcopales, de las familias, de las universidades y las instituciones académicas. El documento se subdivide en tres partes: la escucha de los desafíos sobre la familia, el discernimiento de la vocación familiar y la misión de la familia hoy.

No hay que anular la diferencia sexual. Con respecto al primer punto, se sacan a la luz las «contradicciones culturales» de nuestra época en la cual se dice que «la identidad personal y la intimidad afectiva deben afirmarse en una dimensión radicalmente desvinculada de la diversidad biológica entre varón y mujer» o en la cual se quiere reconocer la «titularidad matrimonial»  a parejas instituidas independientemente de la diversidad sexual. De aquí, el llamado a una «mejor profundización humana y cultural, no sólo biológica, de la diferencia entre los sexos» porque su anulación «es el problema, no la solución».

La familia es el pilar fundamental de la sociedad. El Intrumentum Laboris señala  las «contradicciones sociales» que llevan a la disolución de la familia: guerra, migraciones, pobreza, usura, cultura del descarte, coyuntura económica «desfavorable y ambigua», mientras las instituciones son incapaces de sostener a los núcleos familiares. Las familias, en cambio, «pilares fundamentales e irrenunciables del vivir social», necesitan de «políticas adecuadas» que tengan en cuenta su «acción compensativa» en relación al bienestar.

Dignidad para los ancianos y personas diversamente hábiles; una pastoral específica para familias migrantes. Por esto, el Instrumentum Laboris resalta la importancia de la familia como instrumento de inclusión, sobre todo de categorías frágiles como los viudos, los ancianos, los discapacitados que deben ser acompañados para hacer frente a «las formas despiadadas de estigma y prejuicio». Se espera una pastoral específica para las familias en migración porque, sobre todo, donde no hay «auténtica acogida y respeto de los derechos de todos», se pueden alimentar «fenómenos de fundamentalismo». Y el drama crece cuando la migración es ilegal, sostenida por «circuitos internacionales de la trata de seres humanos». El Instrumentum Laboris se detiene además en el papel de las mujeres y recuerda que en los países en vías de desarrollo, a la explotación y a la violencia se agregan el aborto y esterilizaciones forzadas, entre otros fenómenos, pero espera también una “mayor valorización en la Iglesia”.

El Sacramento del matrimonio es indisoluble. La segunda parte reafirma la indisolubilidad del matrimonio sacramental y, al mismo tiempo, recuerda que la Iglesia debe ‘acompañar’ los momentos de sufrimiento conyugal, con una óptica de misericordia, que no le quita nada a la verdad de la fe. Todos tienen necesidad de dar y de recibir misericordia, se lee luego en la tercera parte, y algunos piden que también la Iglesia demuestre una actitud análoga hacia los que han roto la unión. El Instrumentum recuerda también un punto clave de la Relatio Synodi, es decir, el de los casos de nulidad matrimonial. En lo que se refiere a la gratuidad de los procedimientos de reconocimiento de la misma nulidad, se registra un amplio consenso. Sobre la doble sentencia conforme, hay amplia convergencia sobre su superación, al tiempo que no recibe un consenso unánime la idea de un procedimiento administrativo, bajo la responsabilidad de un Obispo diocesano.

Repensar las formas se exclusión litúrgico-pastorales de los divorciados vueltos a casar. En lo que se refiere, en particular, a los divorciados vueltos a casar se desea una reflexión sobre la oportunidad de dejar caer  las formas de exclusión, que se practican en la actualidad, en ámbito litúrgico-pastoral, educativo y caritativo, porque estos fieles no están fuera de la Iglesia. Sin embargo, se señala que los caminos de integración pastoral deben estar precedidos por un discernimiento oportuno y se deben realizar según una ley de gradualidad, en el respeto de la maduración de las conciencias. Sobre el acceder a la Eucaristía para los divorciados vueltos a casar, el Instrumentum evidencia común acuerdo sobre la hipótesis de un camino penitencial, bajo la responsabilidad de un Obispo. Quedando firme la posición de la Iglesia, contraria al matrimonio entre personas con tendencias homosexuales, se reitera que toda persona, independientemente de su tendencia sexual debe ser respetada en su dignidad y acogida con respeto y delicadeza, en la Iglesia y en la sociedad. Por lo que se desean proyectos pastorales específicos para personas homosexuales y sus familias.

La educación de los hijos se base sobre diferencia sexual. Invitando a valorizar la importancia de la adopción y de la custodia, el documento afirma que la educación de un hijo se debe basar en la diferencia sexual, así como la procreación, porque también ésta se fundamenta en el amor conyugal entre hombre y mujer. El documento culmina recordando el Jubileo extraordinario de la Misericordia, que dará comienzo el 8 de diciembre de 2015, a la luz del cual se coloca el próximo Sínodo. La Asamblea episcopal será del 4 al 25 de octubre, sobe el tema «La vocación y la misión de la familia en la Iglesia y en el mundo contemporáneo».

 

Fuente: http://vaticaninsider.lastampa.it/es/vaticano/dettagliospain/articolo/sinodo-famiglia-41948/

0
0
0
s2sdefault

Cardenal lamenta silencio de pastores ante ataques contra el matrimonio en México

Cardenal lamenta silencio de pastores ante ataques contra el matrimonio en México

GUADALAJARA, 19 Jun. 15 / 04:11 pm (ACI/EWTN Noticias).- El Arzobispo Emérito de Guadalajara, Cardenal Juan Sandoval Íñiguez, criticó la reciente sentencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) de México que equipara las uniones homosexuales con el matrimonio, y aseguró que con medidas como esta se atenta contra la institución misma del matrimonio.

En un video de YouTube difundido el 17 de junio, el Cardenal lamentó que la SCJN busque “destruir el matrimonio mismo” con su reciente resolución. “No tengo nada contra las personas que tengan distinta tendencia sexual, eso es cosa de ellos, lo que no se admite es que se comparen con el matrimonio, que quieran tener una institución igual al matrimonio, que es, según la naturaleza del hombre y la mujer, y según la revelación cristiana, el matrimonio es de un hombre con una mujer”.

Según informó la Suprema Corte de Justicia de la Nación en un comunicado el 17 de junio, la Primera Sala de este organismo determinó que “no existe ninguna justificación racional para negar el acceso al matrimonio a las parejas homosexuales”.

Esto es vigente, indicaron los magistrados de la SCJN, “aun cuando existiera un régimen jurídico diferenciado al cual pudieran optar dichas parejas en lugar de casarse, incluso si la figura en cuestión tuviera los mismos derechos que el matrimonio, pues se les reconocería un conjunto incompleto de derechos siguiendo su orientación sexual”.

El Cardenal Sandoval Íñiguez calificó de “lamentable” que la SCJN en lugar de abordar problemas serios como “la justicia en realidad que falta tanto en este país, se ocupe de estas cosas”.

En un país federal como México cada estado tiene su propia legislación, aunque acorde a la Constitución común. Para que una norma se aplique a todos los estados, debe ser primero aprobada por estos. Sin embargo, la SCJN tiene potestad para que sus resoluciones sean acatadas a nivel nacional.

El Arzobispo Emérito de Guadalajara cuestionó “¿por qué la Suprema Corte está empeñada desde hace tiempo en esto, de dónde le viene la presión, de dónde le vienen tal vez las grandes donaciones, los grandes dineros o como yo he dicho, la ‘maiciada’?”.

“¿De dónde le viene a la Suprema Corte para estar legislando estas cosas, siempre en contra de la moral, y como legisla para toda una nación, destruye toda una nación?”, preguntó.

Para el Cardenal, “el problema de fondo está en que hay organismos internacionales” que buscan, entre otras cosas, destruir la familia.

“Una de las medidas para destruir la familia es pervertir el concepto mismo de familia, y hablar de matrimonio como una unión de dos personas, para que quepa cualquier clase de unión en esa definición”.

El Arzobispo mexicano lamentó además que “hay un silencio bastante lamentable por parte de los pastores de la Iglesia, que no hablamos claramente, que no denunciamos, que no organizamos a nuestros fieles para que opongan resistencia”.

“Las leyes se aprueban en un país democrático con las mayorías de acuerdo”, dijo, y señaló que “estas leyes se podrían revertir organizando, por ejemplo, firmas ya sea para la Suprema Corte, para el Congreso de la Nación o para los Congresos locales, muchas firmas que digan claramente que no quieren esas legislaciones”.

El Cardenal aseguró que “nos importa mucho para el bien del país que el matrimonio sea sano, que sea lo que debe ser y que no haya perversiones”.

Al finalizar su mensaje, el Cardenal Sandoval Íñiguez exhortó a los devotos de la Virgen María “a que encomienden mucho a nuestra patria, que por donde sea que se le mire está en problemas, en problemas económicos, políticos, de violencia, y también en problemas morales como este”.

 

Fuente: https://www.aciprensa.com/noticias/cardenal-lamenta-silencio-de-pastores-ante-ataques-contra-el-matrimonio-en-mexico-86031/

0
0
0
s2sdefault

De la crisis al abandono, todas las amenazas a la familia

De la crisis al abandono, todas las amenazas a la familia

 

El documento preparatorio a la próxima asamblea del Sínodo de los Obispos incluye un crudo análisis de las insidias que afrontan la mayoría de las familias, pero la atención parece concentrarse sólo en los temas polémicos: homosexuales y divorciados vueltos a casar

06/24/2015  ANDRÉS BELTRAMO ÁLVAREZ

CIUDAD DEL VATICANO

Crisis económica, desempleo, salarios insuficientes, inseguridad social e incapacidad de las instituciones públicas para salvaguardar la célula básica de la sociedad. Un crudo y realista análisis de las insidias que se abaten, todos los días, sobre las familias. Está incluido en el documento preparatorio a la próxima asamblea del Sínodo de los Obispos. Pero los medios parecen haber ignorado por completo los problemas de la mayoría. En cambio, centraron casi su total atención en los asuntos controvertidos: homosexuales y divorciados vueltos a casar.

El “Instrumentum laboris” (instrumento de trabajo) fue presentado este martes 23 de junio en la sala de prensa de la Santa Sede. Compuesto por unas 78 páginas y dividido en 147 números, el escrito es el resumen de las aportaciones recibidas por la Secretaría del Sínodo en los últimos meses. Contribuciones procedentes de todo el mundo, ofrecidas por obispos, sacerdotes, religiosos y fieles en general.

Son parte del “camino sinodal”, una amplia discusión iniciada en febrero de 2014 y abordada en la primera asamblea del Sínodo, en octubre pasado. La próxima sesión de la cumbre de obispos está prevista del 4 al 25 de octubre en el Vaticano, bajo el lema: “La vocación y la misión de la familia en la Iglesia y en el mundo contemporáneo”.

El escrito es, en realidad, un diagnóstico. Sólo incluye propuestas, y perspectivas. Conceptos que serán discutidos por los obispos en su reunión, al término de la cual se debería votar una lista de conclusiones que se remitirán al Papa. Únicamente él decidirá qué tratamiento dará a esas sugerencias, aunque según la tradición el pontífice suele plasmarlas en una “exhortación apostólica post-sinodal”.

“En la sociedad moderna se observa que sólo una minoría vive, sostiene y propone la enseñanza de la Iglesia sobre el matrimonio y la familia, reconociendo en ella la bondad del proyecto creativo de Dios. Los matrimonios, religiosos y no, disminuyen y el número de separaciones y de divorcios está en crecimiento”, constató el Instrumentum.

Denunció las “contradicciones culturales” que afectan a las familias. Lamentó que una cultura “individualista de la posesión y del gozo” genere en ellas dinámicas de sufrimiento y de agresividad. Alertó contra “cierta visión del feminismo”, que considera a la maternidad un pretexto para la explotación de la mujer y un obstáculo a su plena realización.

Mientras estos problemas se verifican, por otra parte “se quiere reconocer a la estabilidad de una pareja instituida independientemente de la diferencia sexual la misma titularidad de la relación matrimonial intrínsecamente ligada a los roles paterno y materno”, añadió.

 

Más adelante lamentó las “graves contradicciones” que generan el peso de “políticas económicas desconsideradas” y la inestabilidad de políticas sociales, incluso en las sociedades desarrolladas. Criticó una coyuntura económica desfavorable y el creciente fenómeno de la acumulación de la riqueza en las manos de pocos, así como la distracción de recursos que deberían ser destinadas al proyecto familiar.

Salarios insuficientes, desocupación, inseguridad económica, falta de trabajo digno y seguridad del puesto de trabajo, el tráfico de personas y las diversas formas de moderna esclavitud, la falta de casa. Para superar todos estos problemas, urgió a un “cambio estructural de perspectiva de parte de toda la sociedad”.

Según el documento, la exclusión social debilita la familia y se convierte en una seria amenaza para la dignidad de sus miembros. También analizó los desafíos de la viudez, la indigencia y el riesgo de la usura, el luto en las familias, la discapacidad, el impacto del fenómeno migratorio, el rol de las mujeres, la fragilidad e inmadurez afectiva.

Y temas estrictamente pastorales como el rol de las familias en la vida de la Iglesia, su dimensión misionera, los jóvenes y el miedo a casarse, la preparación al matrimonio y el acompañamiento a los esposos, los matrimonios mixtos, la adopción.

En no más de 10 páginas del texto se abordan los asuntos “calientes”. Con propuestas concretas de cercanía y acogida tanto para los divorciados vueltos a casar como los homosexuales y las parejas que conviven antes del matrimonio. Nada que esté fuera de la doctrina y la tradición de la Iglesia. Ninguna peligrosa ruptura. Si acaso, el apartado más discutido será aquel que considera un “camino penitencial” para algunos casos de divorciados, con una tácita apertura a que puedan ser readmitidos a la comunión eucarística. Pero, incluso sobre este punto, nada es definitivo.

Como era previsible, los temas delicados capitalizaron toda la atención mediática. Un fenómeno que, con toda probabilidad, se repetirá durante el encuentro de obispos en octubre. Si las cosas se dan así, existe el serio riesgo que queden relegados a un segundo lugar las preocupaciones de la mayor parte de las familias.  

FUENTE: http://vaticaninsider.lastampa.it/es/vaticano/dettagliospain/articolo/sinodo-famiglia-41963/

0
0
0
s2sdefault