Artículos

TRES ÓLEOS Y TRES DIMENSIONES DE LA VIDA CRISTIANA

 

 

TRES ÓLEOS Y TRES DIMENSIONES DE LA VIDA CRISTIANA.      

 

 San Andrés Tuxtla, Ver.

17 de abril del año 2019.

 

Hermanos Sacerdotes, Diáconos, y Seminaristas. 

Hermanas de vida Consagrada.

Hermanas y hermanos representantes de todas las Parroquias de nuestra Diócesis.

Hermanas y hermanos todos en nuestra fe católica.   

A esta celebración litúrgica se le llama "Misa Crismal",  porque en ella se bendicen los santos óleos. El óleo para la unción de los catecúmenos, el óleo para  la unción de los enfermos y en ella se consagra también el santo crisma para los grandes sacramentos que confieren el Espíritu Santo: Confirmación, Ordenación sacerdotal y Ordenación Episcopal. En esta triada de oleos, se expresan tres grandes dimensiones esenciales de la vida cristiana. Sobre esto comparto tres sencillas reflexiones. 

1.-Primera reflexión: Óleo de los catecúmenos

El catecúmeno se define como un buscador de Dios que cuando lo encuentra, descubre que Dios ya lo ha primeriado. El que Dios mismo se haya hecho hombre, y haya bajado a los abismos de la existencia humana, nos muestra sencillamente que "Dios es amor" y que nos ama entrañablemente.  Este es el descubrimiento de los catecúmenos,  por eso "movidos por el Espíritu Santo, solicitan explícitamente ser incorporados a la Iglesia"(Cfr. CIC 206 § 1), y la Iglesia los recibe con inmensa alegría y con la gran propuesta del  itinerario catecumenal. En este contexto, la unción con el óleo de los catecúmenos, es por un lado, como el primer modo de ser tocados por Cristo y por su Espíritu, y por otro, como el primer signo de las personas que se ponen en camino hacia Dios.

Con el óleo de los catecúmenos, los que se preparan al bautismo se vigorizan, y reciben la fuerza divina del Espíritu Santo, para poder renunciar al mal, antes de  renacer en la fuente del bautismo.

Así se actualiza de modo permanente el último mandamiento de Jesús a sus discípulos antes de ascender al cielo: "vayan por todo el mundo y hagan que todos sean mis discípulos. (Mc.16,1s).  

"Así, nos llevaremos a nuestras parroquias  no solo el aceite bendito, sino el sueño de Jesús y el gran desafío de asumir la iniciación cristiana y la catequesis permanente, como la manera ordinaria de introducir a la vida cristiana (Cfr.DA.294).

Seguramente en estos momentos ustedes hermanas hermanos, están recordando nombres y rostros de muchos hermanos que en sus parroquias están esperando el santo óleo de los catecumenos.

2.-Segunda reflexión: Óleo de los enfermos. 

"Si entre ustedes hay alguien que está enfermo, "Que llame a los ancianos de la Iglesia, que oren por él y lo unjan  con aceite en el nombre del Señor" (St 5,14-15).

Curar a los enfermos es un encargo primordial que Jesús ha confiado a la Iglesia. El anuncio del Reino de Dios a la manera de Jesús,  incluye curar los corazones desgarrados” (61,1) e imponer  las manos sobre los enfermos para que estos queden sanos (Mc.16, 17-18). Por eso el anuncio del Reino de Dios, debe dirigirse ante todo a  curar el corazón herido de la humanidad,  porque las heridas que no cierran sangran toda la vida, porque los corazones enfermos  contagian su enfermedad, porque los corazones corruptos también generan corrupción. Por eso el óleo para la Unción de los enfermos es la expresión sacramental visible de esta misión que Dios nos encomienda.  

Así, nos llevaremos a nuestras parroquias  no sólo el aceite bendito, sino el mandato de Jesús de sanar  a los enfermos", y el gran desafío de acompañar con señales el anuncio del Reino de Dios. No pasemos de largo ante nuestros hermanos golpeados, heridos y otros medios muertos por el miedo, la inseguridad la violencia, y la corrupción que estamos padeciendo...

Seguramente en estos momentos ustedes hermanos y hermanas, están recordando nombres y rostros de muchos hermanos que en sus parroquias están esperando el santo óleo de los enfermos.

3.-Tercera reflexión: Óleo del Santo Crisma.

San Pedro, en su primera carta apostólica retoma la promesa que Dios había hecho a Israel en el Sinaí: “Serán para mí un Reino de sacerdotes y una nación santa” (Ex 19). En ella desarrolla una hermosa catequesis bautismal, en la que sintetiza la historia, y aplica la elección de Dios a Israel a toda la comunidad de los bautizados: “Ustedes, en cambio, son un linaje elegido, un sacerdocio real, una nación santa, un pueblo adquirido por Dios para que anuncien  las maravillas del que los llamó de las tinieblas a su luz admirable"  (1 P 2, 9-10). 

La unción con el santo crisma en el Bautismo y en la Confirmación, es una unción que introduce en ese ministerio sacerdotal de Cristo para la humanidad. Los cristianos somos  un pueblo sacerdotal para el mundo, y nuestra   misión consiste en  hacer discípulos misioneros enamorados de Jesucristo y de su proyecto de vida, de justicia, de amor y de paz.  Por eso ante esta luz, propia de la misa Crismal,  hemos de preguntarnos: ¿estamos siendo realmente luz del mundo y sal de la tierra o nos hemos apagado y hemos perdido el sabor? ¿Abrimos o cerramos la puerta a otros hermanos? ¿En nuestras parroquias somos capaces de contagiar la fe  o al contrario somos motivo de escándalo? 

Con estas preguntas y sobre todo  con las respuestas, nos llevaremos a nuestras parroquias  no sólo el Santo Crisma consagrado, sino la viva conciencia de ser el pueblo de Dios, pueblo de sacerdotes, profetas y servidores, pueblo que Dios quiso hacer suyo, para que anunciara su Reino. Seguramente en estos momentos ustedes hermanas y hermanos, están recordando nombres y rostros de muchos hermanos que en sus parroquias están esperando el santo Crisma de su testimonio y de la misión que Dios nos ha enmendado.

Me dirijo finalmente a ustedes, mis queridos hermanos en el ministerio sacerdotal. El Jueves Santo es nuestro día de un modo particular. Celebremos la memoria de aquel día y aquella hora, en la que nos postramos sobre la tierra como seres humanos débiles y vulnerables, y nos levantamos sacerdotes al servicio del pueblo de Dios. Renovemos aquel hermoso encuentro Con Jesús, encuentro de ojos abiertos de corazón palpitante y de sudor en las manos...y escuchemos la oración de Jesús por nosotros: “Santifícalos en la verdad” (Jn 17, 17). Con enorme gratitud por el don del sacerdocio y con gran humildad por nuestras por nuestras limitaciones y debilidades, dirijamos en esta hora de nuestro caminar como sacerdotes, aquel "si quiero", que con gran alegría y libremente resonó el día de nuestra ordenación sacerdotal.

No olvidemos que San Andrés nos quiere discípulos misioneros de las cuatro de la tarde, no olvidemos que la santísima virgen del Carmen nos lleva en sus brazos y nos cuida y nos protege, como a su hijo Jesús. Que así sea.

 

+Mons. Fidencio López Plaza

Obispo de la Diócesis de San Andrés Tuxtla

 

 

Galería de imágenes: MISA CRISMAL 2019
 

0
0
0
s2sdefault

EL DON DEL SACERDOCIO

EL DON DEL SACERDOCIO

 

Catemaco, Ver.

16 de abril de 2019


Hermanos sacerdotes, diáconos y seminaristas.

Ya no los llamo siervos... los llamo amigos, porque les he dado a conocer todo lo que aprendí de mi Padre (Jn.15, 15).

El n. 3 de Presbyterorum ordinis, nos ofrece un pequeño compendio de teología sobre el sacerdocio, sacado de la Carta a los Hebreos (Cfr. Hb.5,1-10). Afirma que «Los presbíteros han sido tomados de entre los hombres y constituidos en favor de los hombres para las cosas que se refieren a Dios... y viven pues en medio de los demás hombres como hermanos en medio de los hermanos...No podrían ser ministros de Cristo si no fueran testigos y dispensadores de otra vida distinta de la terrena, pero tampoco podrían servir a los hombres, si permanecieran extraños a su vida y a su condición" . Sobre esto tres reflexiones:

Leer más...

0
0
0
s2sdefault

El Vaticano publica Christus Vivit, la Exhortación Apostólica sobre los jóvenes y la vocación

 

El Papa firma la Exhortación Apostólica en Loreto. Foto: Vatican Media

 

2 de abril de 2019 / Redacción

El Vaticano publicó este martes 2 de abril la Exhortación Apostólica Postsinodal Christus vivit (Cristo vive) firmada por el Papa Francisco en Loreto, en el Santuario Mariano de la Santa Casa, el 25 de marzo de 2019.

Se trata de un documento especialmente dirigido a los jóvenes de la Iglesia, pero, también, a todo el Pueblo de Dios.

Esta Exhortación Apostólica es el resultado del Sínodo sobre los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional que se celebró del 3 al 28 de octubre. De hecho, el Pontífice afirma que, a la hora de redactarla, se ha inspirado en sus debates y en las conclusiones de su Documento Final.

Leer más...

0
0
0
s2sdefault

Padre Luis Lagunes Hernández celebra sus “Bodas de Plata Sacerdotales”

 

 

 "BODAS DE PLATA SACERDOTALES" DEL PADRE LUIS LAGUNES HERNÁNDEZ 

 

21 de marzo de 2019

CODIPACS/SAT

Loc. La Victoria, municipio de Catemaco, Ver.

 

El día 19 del presente mes, el presbítero Luis Lagunes Hernández, ofició la santa misa en acción de gracias  por cumplir sus XXV años de ministerio Sacerdotal, al servicio de Dios, en la diócesis de San Andrés Tuxtla.  

Lo acompañaron algunos sacerdotes de la diócesis, familiares, amistades y laicos de la parroquia.

 

Datos biográficos:

El P. Luis Lagunes Hernández, nació en Palo Miguel, Mpio. de Juan Rodríguez Clara, Ver., el día 18 de diciembre de 1957. Es hijo del Sr. Florentino Lagunes Rivera y de la Sra. Hortensia Hernández Sánchez, siendo el primero de catorce hermanos.

En el mes de septiembre de 1982, a la edad de 24 años, ingresó al Seminario Menor "San José", en Santiago Tuxtla, Ver., donde cursó la secundaria.

Consecutivamente, en el año 1986 se integró al Seminario Mayor "Rafael Guizar Valencia" Unidad Veracruz, para cursar el Propedéutico y Filosofía.

En el año 1990, ingresó al Seminario Mayor "San Rafael Guizar Valencia" Unidad Xalapa, donde cursó sus estudios de Teología.

El 29 de junio de 1992 recibió la admisión a las órdenes sagradas, en el Santuario Nuestra Sra. del Carmen en Catemaco, Ver. Posteriormente, el 27 de diciembre de ese mismo año, recibió el ministerio del lectorado, en la parroquia San Juan Evangelista, municipio de San Juan Evangelista, Ver.

El 17 de octubre de 1993, recibió el ministerio del Acolitado, en Santa Iglesia Catedral de San Andrés Tuxtla, Ver. Consecutivamente, el 25 de diciembre de ese mismo año recibió el orden del Diaconado, en la Parroquia Ntra. Sra. del Sagrado Corazón, de Cd. isla, Ver.

El 19 de marzo de 1994 “Año Jubilar Episcopal”, recibió el sacramento del Orden Sacerdotal, por manos del Excmo. Sr. Obispo Don Guillermo Ranzahuer González (+), en la Parroquia del Sagrado Corazón de Jesús, en Santiago Tuxtla, Ver.

 

Cargos desempeñados:

  • Inició su ministerio auxiliando en la parroquia San Juan Bosco en Hueyapan de Ocampo, Ver., por un mes. (En ese tiempo pertenecía a Juan Díaz Covarrubias, ya que Hueyapan aún no era parroquia).
  • Durante tres años, se desempeñó como Vicario en la parroquia de San Martín Obispo, de Acayucan, Ver.
  • Fue nombrado director Espiritual del Seminario Menor "San José" en Santiago Tuxtla, Ver., por tres años.
  • Durante seis años, fungió como Vicario de religiosas.
  • Su primera parroquia fue Santa Rosa de Lima, en san Andrés Tuxtla, Ver.,  por dos años.
  • Maestro del Seminario Mayor Diocesano San Andrés Apóstol, en el Salto de Eyipantla, Ver.
  • Segunda Parroquia: San Marcos Evangelista, en los Tigres, Ver., por un periodo de siete años.  
  • Fue nombrado  Rector de la Adoración Nocturna, permaneciendo en el cargo seis años.  
  • Tercera Parroquia: San Juan Evangelista, en el municipio de San Juan Evangelista, Ver., por siete años.
  • Actualmente, se desempeña como párroco de la Parroquia San Antonio de Padua, en la localidad de La Victoria, municipio de Catemaco, Ver.

 

 

Vea  la galería de imágenes completa: "Bodas de Plata Sacerdotales" del Pbro. Luis Lagunes Hdez.

 

0
0
0
s2sdefault

Sobre el estado de salud del Padre Juan Calzada

 

 

 

Comunicado 01/2019

 

Sobre el Estado de Salud del Padre Juan Calzada

 

En cuanto a la salud del Pbro. Juan Calzada, por lo pronto en cuanto a su estado de salud, podemos decir lo siguiente:

 

 *El Padre Juan el miércoles 13 sufrió una caída lastimándose la clavícula y la cabeza.

 *Inmediatamente fue llevado al hospital Juárez en San Andrés Tuxtla, y el jueves 14 por la noche fue traslado al hospital San Francisco en Veracruz.

*Según el diagnóstico del Neurólogo es urgente una intervención quirúrgica en la cabeza. Lo acompañan el Padre José Luis Martínez, el Padre Domingo, el Padre Isaac y un familiar de confianza.  

*Lo encomendamos a Dios y a la Santísima Virgen del Carmen pidiendo por su pronta recuperación.  

 

Por este mismo medio seguiremos informando.

 

Pbro. Teódulo Morales Mezo Vocero de la Diócesis de San Andrés

 

 

0
0
0
s2sdefault